viernes, 2 de abril de 2010

La Mañana Después de Nochevieja


"La realidad es una alucinación causada por la falta de alcohol."
— Lic. Empédocles sobre los requerimientos dietarios básicos
.
¿Nunca os ha pasado lo de levantaros un día normal como si una pareja de elefantes hubieran hecho el amor en distintas posturas encima tuya a lo largo y ancho de la noche? Yo a este efecto lo denomino "La Mañana Después de la Noche de Nochevieja". Todos habrémos pasado una nochevieja fuera del calor, el comfort y la seguridad hogareña de nuestras casa en pos de una aventura que de seguro os prometía dos cosas, las cuales en mi opinión están estrechamente relacionadas: Alcohol y ligoteo. Sin quererlo ni beberlo nos encontramos en garitos, fiestas, casas de botellón o cualquier esquina de un parque rodeados de amigos, conocidos y/o objetivos de nuestras burlas e intentos de apareamiento.
http://1.bp.blogspot.com/_ugdCK4J_Lps/Se4Pgihq9_I/AAAAAAAAAbY/bq1makkxRxo/s320/Absinthe_cd_cover_by_edlyn.jpgLa noche se desarrolla con más o menos incidentes. Lo más afortunados comienzan el año trincandose a la gachí de turno en un lugar incómodo (sí, el asiento de atrás de un Volksvagen), los comas etílicos, las peleas, las movidas y las pérdidas de conciencia temporales son más de los que no consiguen follar con quien querían, claro, pero siguen siendo resultados derivados de la noche. Asi que la noche se desarrolla, se presenta prometedora, bebes para pasarlo bien, te despejas para olvidar las putadillas que se te han planteado a lo largo de la velada, olvidas lo que haces durante unas dos horas y cuando te quieres dar cuenta, te encuentras en un bar de mala muerte desayunando con tus colegas con un ojo medio abierto y tratando de no ahogarte en tu propio vómito. Pero claro, después viene lo peor...

Resaca, tos, gargajos, mareos, el Sol colándose por la ventana despertando en ti nuevas ansias animales de buscar refugio en un recoveco más oculto de tu cama... Todas estas cosas mientras te preguntas tres posibles cosas:
  1. ¿Anoche fue ayer o si no he dormido es aun hoy?
  2. ¿Podría alguien apagar el sol, por favor?
  3. (Y la que es para mí la más importante) ¿Eso que huele tan mal al lado de mi cama es que he pisado una mierda o que he potado?
http://edgruberman.files.wordpress.com/2007/11/anonymous-jack-daniels-label-5000384.jpgAlgunas de estas incógnitas evidentemente no le sucederán a mucha gente. A lo largo y ancho del mundo se producen aberraciones mutantes tales como personas que toleran tan bien el alcóhol que a la mañana siguiente no generan resaca alguna. El perfil de dichos mutantes suele ser el de un varón de entre 16 y 22 años que bebe de forma social kalimotxo y/o birra acompañado, como si de tapas se tratara, de unas buenas dosis de chupitos, principalmente Jack y Jäggermeister.
Ahora mi pregunta es ésta: Marginaron al monstruo de Frankenstein (decir Frankenstein está mal porque ese fue su creador, me cabrea la gente que lo confunde) por ser un incomprendido (y por cometer asesinatos, pero es que era taaaaaaan mono) y, sin embargo, compartimos aire con esa especie de Übermensch alcoholizado y borracho que no tendrá resaca ni mareos, vómitos, dudas, somnoliencia....

No, yo no soy de esos. Yo soy de los que cada vez les pesan más los años y descubren que el alcohol tiene una tolerancia limitada en el organismo. Si bien hay métodos para paliar los síntomas de la resaca que rozan lo sobrenatural y que convierte ocasionalmente a ciertas personas en chamanes de la new age, sigue habiendo un ritual que nadie, NADIE, con resaca se salta: Te quedas en cama hasta que la habitación deja de moverse y rezas por no tener nauseas cuando te levantes.

"Bebo para hacer más interesantes a las demás personas"
Groucho Marx sobre los beneficios del alcohol

5 comentarios:

  1. Yo creo que ando en el limbo entre ambos grupos, pero he desarrollado una técnica mediante la cual se evita en cierto modo a esta curiosa compañera.
    Consiste en... cuando termina la fiesta de toda la noche, en lugar de ir a tu casa a dormir... seguir de cañas, paseando, etc sin dormirte, y cuando llegue la noche de ese día siguiente dormir lo que el cuerpo te pida... te despiertas nuevo... resucitado.. jajajaja
    La pequeña pega puede ser que en ocasiones es preferible aguantar una resaca que pasarte un día entero de afterparty, pero a veces vale la pena.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja durisimo este artículo, me ha molado mucho. Yo lo que hago para no tener resaca o al menos paliarla en la medida de lo posbile es, según llego a casa de fiesta y antes de meterme a sobar, beberme medio litro de agua si o si (en una botella que previamente dejé al lado de mi cama antes de salir). Mano de santo chico, y si tenemos en cuenta que el principal motivo de la resaca es la deshidratación causada por el alcohol, que se acentúa durante el sueño...

    ResponderEliminar
  3. Me he reido leyendo tu comentario mientras recordaba ciertas historias de borracheras.
    Aun recuerdo cuando pensaba que con ibuprufeno y un digestivo se arreglaba. La resaca es la plaga de nuestra generacion

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Es el primer post que leo y la verdad es que me ha hecho mucha gracia! Esos dias que te levantas maldiciendo ese chupito de más, con cara de no haber dormido en una semana, y el estómago tan revuelto que la comida, no puedes ni olerla!
    Aaaaaah, qué recuerdos...!
    Y si, beber agua es lo mejor contra la resaca!
    pd: frankenstein mono? MONO??? ay, ay, ay...

    ResponderEliminar
  5. Ey, una criatura que mata por incomprensión se merece mi simpatía xDD Además, si nos fijamos en el Jovencito Frankestein, ese monstruo tenía muchas más virtudes que el original xDD
    Gracias por la visita y por compartir tu experiencia con la maldita e infame resaca.
    Espero que paseis de nuevo todos por aquí.

    ResponderEliminar