miércoles, 14 de marzo de 2012

The Man Behind The Mask

Han pasado tantísimas cosas desde la última vez que escribí que probablemente ya se me han olvidado casi todas, pero mi declive en la vorágine de la fiesta, trabajo, descanso y (claro que lo reconozco) vagancia me ha mantenido alejado de este sitio.

Posiblemente la mayoría de los que me leíais os hayais olvidado de todo lo que suelo intentar exponer en estos escritos y pensamientos que suelo tener, pero siempre sigue siendo mejor poder expresarlos en algún lugar que perderse en tu propia memoria como suele suceder.

Pues bien, tras esta breve y aburrida intro de porqué no he escrito nada en más de tres meses creo que es un buen momento para exponer mis ideas.

"Ave atque vale"
Los que hayan leido mis primeras entradas (Surgimiento y Caida de un Metalhead y su Segunda Parte) conocereis parte de mi historia y mis andanzas en el mundo del metal. Prometo terminar dicha historia en algún momento, aunque creo que sería un magnífico epílogo para el blog.

Para los que hayan querido conocerme aun más, sin entrar dentro de un mundo demasiado personal y centrándonos en mi simple filosofía, diré que soy alguien inquieto mentalmente. He sido un hombre curioso desde que tengo memoria y siempre disfruto de una buena discusión cuando tengo oportunidad de hablar con alguien que entiende. Soy un fan del metal desde hace más de una década y de toda su corriente y por lo tanto me considero un verdadero metalero.

Un asiduo de los bajos de Argüelles en Madrid a los cuales si alguna vez has ido probablemente me hayas visto en alguna barra de algún bar o en alguno de sus pasillos llenos de pintadas. Soy alguien sumamente sociable pero difícil de tratar quien mira por aquellos a los que respeta.

Ahora bien, mis intereses no son ciertamente muy metaleros, pues hablo de casi todo un poco: política, filosofía cotidiana y/o antigua, cómics, cine, cultura general.... de ahí se sobreentiende que sea tan inquieto, imagino.

Sea como sea, así soy yo. Para bien o para mal. Un villano o un héroe. Un liante o solo un charlatán. Eso sereis vosotros quienes lo decidais.




-"Mira que a veces el demonio nos engaña con la verdad, y nos trae la perdición envuelta en dones que parecen inocentes."
-Macbeth, 1º Acto Escena III

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada