jueves, 28 de junio de 2012

Serie Misantropia: El Amor Utópico

El amor. Ese gran desconocido para la mayoría de la gente menor de 20 años y eso que confunde a tantos después.
El amor es una gran fuerza, puede mover las voluntades para convertirnos en grandes guerreros, magníficos oradores o mequetrefes sin poder.
La gran necesidad del amor no es poseer o seducir a alguien cualquiera, es conquistar a una persona con dificultades a lo largo de los días sin querer abandonar.

Para entenderlo, uno necesita entender también todo lo opuesto al amor. La ira, el odio, el abandono... sentimientos negativos que van acompañados del querer estar con alguien. Todos los días que pasas en pareja con alguien a quien de veras quieres debes enfrentarte a dichos sentimientos, todos y cada uno de ellos son una lucha constante de celos y discusiones contigo mismo, pero aun así, día tras día, el amor prevalece hasta límites insospechados.
Si lo que de verdad sientes es algo similar, estás enamorado.

Podría decirse que esta busqueda semiperpetua es el resultado de una reacción química, pero por mucho que se trate de explicar todos hemos pasado por ello en algún momento de nuestras vidas (con mejor o peor resultado). Nuestros actos dejan de ser nuestros y nos volcamos en una necesidad imperante de cariños, mimos, carantoñas y demás monerías, preguntándonos cómo fuimos capaces de hacer semejantes cosas por gente a la que apenas conocíamos pero queríamos conocer.

Los rituales, al igual que los gustos de cada uno, son bastante distintos de unos a otros. Para la mayoría el aspecto físico es lo único que cuenta, para otros, es solo una nimiedad. La cultura, la comprensión, la falta (o su justa medida) de celos o los gustos musicales. Todo ello conforma la caótica matemática que hace que nos atraigamos los unos a los otros.

Si en esta vida no has estado enamorado ni una sola vez, no sabes lo que es la vida.


"Should be strong, young and bold,
but the only thing I feel is pain".

Helloween - A Tale That Wasn't Right

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada